Mujeres comunicadoras

Transmitir con el corazón y la profesionalidad

Las claves para gestionar bien el don de la palabra, la colonización femenina del sector o la revolución que han supuesto las redes sociales son algunos de los temas abordados en esta mesa que se desarrolló en Granada.

De izquierda a derecha: Ángeles Peñalver, Leticia Cantón, Nuria Sánchez, Encarna Ximénez y Remedios Sánchez

De izquierda a derecha: Ángeles Peñalver, Leticia Cantón, Nuria Sánchez, Encarna Ximénez y Remedios Sánchez
«El humor y la pasión son básicos en una buena comunicadora»
Nuria Sánchez

En las últimas décadas la mujer ha demostrado unas dotes sobresalientes para comunicar y ha colonizado un sector en el que cada día tiene más que aportar. Ese ha sido el hilo argumental de la mesa de expertas celebrada en el hotel Abades La Marquesa de Granada, un encuentro en el que se abordaron diversos temas de actualidad, como la evolución de la presencia femenina en la comunicación corporativa, las claves para saber transmitir correctamente o la revolución que ha supuesto en el sector la irrupción de las redes sociales.

Para hablar de este y otros temas esta sesión contó con expertas de diversas esferas de la comunicación, entre las que se encontraban reconocidas periodistas y articulistas de prensa escrita. Para todas ellas, la mujer posee unas indiscutibles cualidades para realizar este trabajo. «Las mujeres tenemos mucha empatía e intuición, lo que nos permite ponernos en el lugar del otro y saber transmitir historias capaces de emocionar», considera Leticia Cantón, profesional de comunicación y promoción de Clece en Almería, quien se encarga de transmitir los proyectos sociales que desempeña esta empresa dedicada a los servicios que acaba de cumplir su primer cuarto de siglo. «Somos una empresa de personas para personas y estamos muy sensibilizados con las personas desfavorecidas o en riesgo de exclusión», dijo Cantón. Entre su labor, se encuentra la de narrar historias que toquen el corazón de sus trabajadores o de las empresas con las que trabajan. «Nos gusta transmitir sensaciones con lo que contamos», insistió.

«La mujer es más intuitiva y tiene más empatía que el hombre, lo que le ayuda a ser mejor comunicadora»
Leticia Cantón

Otra gran conocedora de la realidad social más cercana es la periodista Ángeles Peñalver, redactora de IDEAL, quien se encarga de escribir tanto temas de sanidad como sociales. «No me gusta presentar historias con drama y caer en amarillismos, sino mostrar lo positivo que hay detrás de cada situación», explicó. En plena crisis gestionó una sección en el periódico de personas que se habían reciclado al perder su trabajo y habían salido fortalecidas de la adversidad. Igualmente cercana a la realidad está otra de las ponentes de este encuentro, Nuria Sánchez, gerente de Andalucía Productores. A través de este movimiento entra en contacto con pequeños productores del entorno rural y les da la oportunidad de salir a mercados mayores. En su trayectoria se encuentran programas de televisión, radio y proyectos de comunicación, una experiencia que desde el origen la ha acercado a la vida de los pueblos. «Fui la promotora de la serie «Pueblo a pueblo» y ahí ya tuve gran contacto con la realidad rural, accediendo a personas a las que apenas llegaba la comunicación y dándoles la oportunidad de darse a conocer. Nuria Sánchez aprovechó el marco de este encuentro para denunciar la brecha que existe entre el ámbito rural y el urbano. «Quiero que la voz de las mujeres rurales se escuche», insistió. Ella les da protagonismo en los eventos de pequeños productores que desarrolla en Madrid y en otros espacios.

Saber comunicar

Preguntadas sobre qué cualidades debe tener una buena comunicadora y si la mujer posee cualidades innatas para transmitir información, todas las ponentes coincidieron en sus posturas. Ángeles Peñalver considera que hay que saber meterse en la piel del otro y que el mensaje que transmites llegue igual a un abuelo de un pueblo que a un empresario de ciudad, mientras reconoce que en ocasiones los periodistas creen que el lector está informado. «Tenemos que contar las cosas de manera que nos entiendan todos, explicar las cosas de forma clara sin dar por hecho que ya se saben algunas cosas». Nuria Sánchez, por su lado, considera que «el humor y la pasión son básicos en una buena comunicadora, que tiene que estar dispuesta a entregar una parte de ella misma en lo que hace».

Las participantes durante la mesa redonda Mujeres Comunicadoras

Las participantes durante la mesa redonda Mujeres Comunicadoras

De entregar una parte propia en las palabras que escribe sabe mucho Remedios Sánchez, profesora titular de Literatura y columnista en IDEAL, además de directora del Festival Internacional del Festival de Poesía de Granada y vicepresidenta de la Asociación Colegial de Escritores de España. Por un lado, Remedios escribe sobre sociedad y política en su columna de cada semana, pero por otro es promotora de diversas citas culturales de Granada y tiene que moverse por las administraciones públicas para lograr financiación. «Hay veces que pongo verde a un político en mi artículo y después tengo que ir a pedirle dinero para patrocinar un festival», comentó. Al igual que Nuria Sánchez, su sensibilidad con el entorno rural es fehaciente, puesto que confiesa que está «empeñada» en llevar las actividades culturales que organiza a los pueblos. «Ya lo hemos conseguido con varios a los que llevamos cada año escritores internacionales que de otra manera no tendrían manera de conocer».

Evolución

En las últimas décadas la conquista del sector de la comunicación por parte de la mujer ha sido evidente. Encarna Ximénez, miembro del Patronato de la Fundación Andaluza de la Prensa, considera que la mujer ha pasado de ser «florero a ser profesional, a lo que ayudó la expansión de los gabinetes de comunicación, terreno que tiene mucha más presencia femenina que masculina». La mujer, asegura Leticia Cantón, es más intuitiva y tiene más empatía que el hombre, lo que le ayuda a ser mejor comunicadora.

«Hay bloggers que se han convertido en gabinetes encubiertos de las marcas que los patrocinan»
Encarna Ximénez

El recorrido aún es largo, pero con los años de crisis parece que se ha quedado estancado y hay que retomar esa expansión de la presencia femenina en los gabinetes de comunicación. Ángeles Peñalver confiesa que cuando contacta con un gabinete de prensa se aprecia la agilidad en la respuesta si están en manos de mujeres. «Los hombres son mucho más protocolarios», asegura. Nuria Sánchez estima que la mujer «mira más por el interés colectivo que por el suyo propio». A su juicio, «lo de que la peor enemiga de una mujer es otra mujer es un invento del hombre, ya que existe una red silenciosa de mujeres comunicadoras que establecen lazos y se apoyan unas a otras». «Me encanta lo de las alianzas femeninas y eso es fundamental para crecer y seguir superando barreras», apunta Ángeles Peñalver.

Redes sociales

Sin duda las redes sociales han sido el gran elemento transformador de la comunicación actual, una herramienta de doble filo como quedó claro en la mesa de expertas celebrada en Granada. Para Encarna Ximénez, «tienen una parte de superfluas que nos perjudica porque estamos dejando de escuchar y eso hace que seamos menos interesantes, con lo que creo que tiene que producirse un giro de la situación». Preguntada sobre qué opciones tienen los jóvenes que acaban la carrera de periodismo y comunicación, Ximénez, que ha sido presidenta de la Asociación de la Prensa de Granada y autora de la columna «La mirilla» en IDEAL, considera que son muchos los nuevos titulados que salen cada año y en algunos casos acaban escribiendo en algún medio digital. «Pueden llegar a ser engañados porque creen que así ya están siendo comunicadores», comenta. «Hay bloggers que se han convertido en gabinetes encubiertos de las marcas que los patrocinan». Otros llegan a las redacciones de los periódicos y no saben qué hacer cuando les mandan a una rueda de prensa. «No suelen salir con la preparación adecuada para defenderse bien en estas situaciones», añade.

«Cuando un blogger acude a un encuentro literario llena antes el aforo que un Premio Cervantes»
Remedios Sánchez

Con cierto recelo hacia la fiebre digital comenta también Remedios Sánchez lo siguiente: «Cuando me proponen a alguien para el festival, a las editoriales les interesa más el número de seguidores que tiene en Instagram que su calidad literaria», considera. «También ocurre que cuando acude uno de estos fenómenos digitales a un encuentro literario llena antes el aforo que un Premio Cervantes», lamenta la columnista.

Ahora bien, no todo lo referente a las redes es negativo, puesto que son capaces de llevar información y conocimiento a zonas donde antes estaban aisladas. «Es importante para que las personas de los pueblos pequeños no queden desfasadas, puede ser una herramienta muy útil para un pequeño productor que quiera darse a conocer», valora Nuria Sánchez, quien quiere convertirse en la voz de esos hombres y mujeres del mundo rural que no están representados en el mundo online y nadie habla de ellos. «Hay múltiples posibilidades de emprender y comunicar a través de las redes y esas personas tienen que acceder a ellas», concluye Sánchez.

La opinión de las expertas

Ángeles Peñalver. Redactora de periodismo social y de sanidad en IDEAL.
Me encanta lo de las alianzas femeninas que se producen en el mundo de las redes sociales y eso es fundamental para crecer y seguir superando barreras.
Encarna Ximénez
. Miembro del Patronato de la Fundación Andaluza de la Prensa.
En la comunicación, la mujer ha pasado de ser florero a ser profesional, a lo que ayudó la expansión de los gabinetes de comunicación, terreno que tiene mucha más presencia femenina que masculina y que aún tiene que seguir creciendo.
Leticia Cantón
. Profesional de comunicación y promoción de Clece.
Las mujeres tenemos mucha empatía e intuición, lo que nos permite ponernos en el lugar del otro y saber transmitir historias capaces de emocionar.
Nuria Sánchez. Gerente de Andalucía Productores.
Para que las personas que viven en pueblos pequeños no queden desfasadas, las redes pueden ser una herramienta muy útil; al igual que para el pequeño productor que quiera darse a conocer.
Remedios Sánchez
. Catedrática de literatura y experta en poesía.
Cuando me proponen a algún escritor para asistir al festival, a muchas editoriales les interesa más el número de seguidores que tiene en Instagram que su calidad literaria.