BBVA

Apoyando la diversidad

BBVA es una de las grandes empresas españolas que más avances ha tenido el pasado año a la hora de apoyar el incremento de mujeres en puestos de liderazgo

BBVA es una de las grandes empresas españolas que más avances viene realizando en los últimos años en materia de igualdad. Tal y como afirma su Director Territorial Sur, José Ballester, «en BBVA queremos fomentar la diversidad de género, de edad, cultural, de capacidades, de talento… hasta ahora no habituales en entornos financieros».

Los expertos coinciden en que el apoyo a la diversidad supone grandes beneficios para la empresa. La toma de decisiones, el retorno de la inversión, la capacidad de entrar en nuevos mercados y la innovación, mejoran cuando hay diversidad en las plantillas de empleados.

La apuesta por la igualdad de BBVA se ve reconocida por el Distintivo de Igualdad en la Empresa y el certificado de Empresa Familiarmente Responsable.

Por eso BBVA, que en los últimos años ha venido liderando su sector en transformación digital y sostenibilidad, ha avanzado en los últimos tiempos con paso firme en la igualdad de género, con una apuesta en pro de la diversidad. Esta se ve reconocida por el Distintivo de Igualdad en la Empresa, que la compañía tiene desde 2012. Este distintivo lo concede el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social a empresas que son un referente en la incorporación de buenas prácticas de igualdad de género. Además, BBVA cuenta con el certificado de Empresa Familiarmente Responsable, que concede la Fundación MásFamilia a compañías que promueven, implantan y dan seguimiento a medidas que favorecen la igualdad de oportunidades y la conciliación de la vida profesional, familiar y personal. Asimismo, la entidad ha sido seleccionada para formar parte del Índice Bloomberg de Igualdad de Género 2018, que reconoce los logros de las compañías en políticas de igualdad.

El banco ha sido uno de los pioneros en establecer un plan de igualdad. En 2010, representantes de la entidad y de los sindicatos acordaron el Plan de Igualdad de Trato y de Oportunidades, que actualizaba el acuerdo para la igualdad de BBVA firmado en 2005.

«En BBVA estamos inmersos en un proceso de transformación en el que buscamos equipos multidisciplinares con autonomía y capacidad de ejecución sobre aquello de lo que son responsables. Para que esta transformación sea un éxito, una de las claves es que los equipos sean diversos. Queremos fomentar la diversidad de género, de edad, cultural, de capacidades, de talento… hasta ahora no habituales en entornos financieros», cuenta José Ballester, Director Territorial Sur de BBVA.

José Ballester, Director Territorial Sur de BBVA

Y esta diversidad se persigue a todos los niveles, ya que BBVA es una de las grandes empresas españolas que más avances ha tenido el pasado año a la hora de apoyar el incremento de mujeres en puestos de liderazgo. Con una plantilla de casi 126.000 empleados en el mundo, y más de 30.000 en España, de los que un 54 % son mujeres, en caso de no fomentar la igualdad en base a meritocracia, no estaría aprovechando toda su potencialidad.

La entidad ha puesto en marcha varias las iniciativas encaminadas a incrementar la presencia de mujeres en los cargos más relevantes. Quizás la de mayor impacto ha sido la creación de la denominada «Regla Rooney», que obliga a que el 50% de los candidatos a puestos directivos sean mujeres. Gracias a esta medida, el porcentaje de nombramientos de mujeres en puestos de mandos medios ha pasado de ser del 21% al 38 %, y entre los primeros puestos directivos de la entidad ahora un 18% de los mismos son ocupados por mujeres, cuando no hace mucho esta cifra no llegaba al 5% con la presencia de una sola mujer en la alta dirección.

La implementación de la «Regla Rooney» ha venido acompañada de varias medidas, como por ejemplo un plan de formación específico para mujeres de alto potencial, con un programa de coaching, para que las ayude a asumir puestos de máxima responsabilidad. Incluso se aprovecha la visita de mujeres de la entidad con puestos relevantes a cada territorio para que comparta su experiencia en primera persona con distintos grupos de mujeres.

Además de esta iniciativa se han lanzado programas para toda la plantilla, mostrando que en los procesos de selección en ocasiones se tiende a marginar a las mujeres y a las minorías de forma inconsciente.

La «Regla Rooney» también ha ido acompañada de una nueva forma de comunicar los puestos vacantes en el banco, haciéndolos más atractivos para las mujeres. Del mismo modo, se ha creado la comunidad Women@BBVA, que pretende dar visibilidad a las mujeres de alto potencial dentro del banco.

Gracias a la «Regla Rooney», el porcentaje de nombramientos de mujeres en puestos de mandos medios ha pasado de ser del 21% al 38%.

El Director Territorial Sur de BBVA, José Ballester, incide en que «el desarrollo profesional en BBVA se basa en la meritocracia y no tiene en cuenta el género de la persona. Se establecen como cultura empresarial los principios de no discriminación, la igualdad de oportunidades y la conciliación de la vida personal y laboral. La conciliación nos parece un tema prioritario. Todos queremos tener un buen equilibrio entre nuestra vida personal y profesional y la tecnología y las nuevas formas de trabajar nos tienen que servir para avanzar en conseguirlo».

En BBVA se vienen impulsando desde hace años diferentes medidas para facilitar la conciliación de la vida persona, familiar y laboral con medidas para flexibilizar los horarios y promover las nuevas formas de trabajo. En una organización tan grande y heterogénea no hay una única solución que funcione y lo que se hace es poner a disposición de los empleados políticas y medidas para que puedan adaptarlas a su realidad y aprovecharlas al máximo. Siempre dentro de un modelo basado en el cumplimiento de objetivos, y no necesariamente en la presencia en la oficina. Todos y cada uno de los empleados de BBVA tienen a su alcance flexibilidad horaria sobre el permiso de maternidad y paternidad, reducción de jornada por motivos familiares, así como otras medidas de conciliación.

En este panorama, BBVA lo tiene claro; «nuestros valores nos representan como compañía, son seña de identidad de todos los que trabajamos en BBVA e impulsores de la transformación. Uno de estos valores es ‘Somos un solo equipo’, que implica entre otras cosas respetar el tiempo de los demás. Para ello, BBVA propone a sus empleados ideas prácticas para lograrlo y hacer un uso más eficiente de la jornada. Esto requiere el compromiso de todos los que trabajamos en BBVA y un cambio de hábito por parte de todos», sostiene José Ballester.

BBVA ha sido uno de los pioneros en establecer un plan de igualdad, el Plan de Igualdad de Trato y de Oportunidades.

Sobre acoso y violencia de género, BBVA recoge en su plan de igualdad un protocolo para la prevención del acoso sexual, así como el apoyo a quienes sean víctimas de violencia de género. El Grupo es plenamente consciente de la problemática social que existe en la actualidad en torno a violencia de género. Por este motivo, BBVA ofrece su colaboración al Ministerio de Sanidad, a través de la firma de un convenio que contribuye a la sensibilización en las grandes empresas.

Con esta iniciativa, BBVA quiere formar parte de un movimiento empresarial que realice acciones de sensibilización para la igualdad, el respeto de los derechos fundamentales y la construcción de una sociedad libre de violencia sobre las mujeres. «Se trata de una realidad que requiere la máxima unidad, transversalidad y esfuerzo, por ello la firma de este convenio es un paso fundamental para ayudar a todas aquellas mujeres y niños que viven situaciones de riesgo cada día», afirma el Director Territorial Sur de BBVA.